Get Adobe Flash player

¡CRISTO HA RESUCITADO!¡ALELUYA, ALELUYA!

 

oie 1015146pFN2VmmoComentario a las lecturas del Domingo de Resurrección – por Javier Silva

 

Lectura de los Hechos de los Apóstoles 10,34a.37-43.

 

La lectura de los Hechos de los Apóstoles hace referencia al quinto discurso de Pedro, esta vez ante la familia de Cornelio, una familia que con su conversión, se constituye en el primer paso que hace posible llevar el proyecto de salvación de todos los seres humanos.Pedro declara abiertamente que ahora comprende lo que dicen las Escrituras, que Dios no hace ningún tipo de distinción entre las personas: “Ustedes saben que a cualquier judío le está prohibido juntarse o visitar a personas de otra raza. Pero Dios acaba de enseñarme que no se debe considerar profano o impuro a ningún hombre.Por eso, cuando me llamaron, vine sin dudarlo” (Hch 10, 28-:29; cf. Rm 2, 11; Gal 2, 6), por ello el anuncio de la Buena Noticia no puede detenerse ante ningún tipo de frontera, sea la pertenencia a un pueblo, raza o nación.(cf.Mt, 28, 18-20).

Luego Pedro anuncia el Evangelio de Jesucristo, haciendo una descripción de su actividad pública que tuvo su paso por el Jordán, y que con la fuerza del Espíritu inicio su misión de proclamar la presencia del Reino de Dios en Galilea, donde paso haciendo el bien y curando a los oprimidos, hasta llegar a Jerusalén, donde fue crucificado y resucito al tercer día, para luego manifestarse a sus discípulos como lo había prometido. Se trata, por tanto, de un discurso kerygmático, que tiene como eje central el anuncio pascual: muerte y resurrección del Señor (cf. Hch 2,24-32; 3,15; 4, 10.33; 5, 30; Lc 24,46), y es el fundamento de la fe cristiana (1 Cor 15,17).

De esto es lo que deben dar testimonio sus discípulos, ellos son los testigos privilegiados de la práctica liberadora de Jesús, de su injusta muerte y del triunfo de la vida sobre las tinieblas. La resurrección es la experiencia vital para el grupo de discípulos, que compartieron con Él la comida, el trabajo, las alegrías y las dificultades. Ahora son llamados a dar testimoniode aquel que es:“juez de vivos y muertos” (Hch 10,42).

 

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses 3,1-4.

 

El Apóstol considera que toda persona que se ha hecho seguidor de Jesús, ha muerto con Cristo a las cosas del mundo y ha resucitado juntamente con Él, y se ha incorporado a la vida del Maestro. San pablo utiliza un verbo compuesto que denota una gran expresividad: “resucitar con,” es decir, que el cristiano ha resucitado con Cristo; esta afirmación es laque define el horizonte y la forma de actuar delcreyente. Por ello invita a todos los que hacen parte de la comunidad cristiana,a aspirar las cosas de arriba, porque están vivos, escondidos en Cristo.

 

En este sentido los creyentes han muerto a las cosas de la tierra, no dependen de ellas, no están sometidas a ellas. Por lo que las pretensiones que se tienen, las decisiones que se lleguen a tomar, deben estar siempre centradas en Cristoque es la referencia principal. Esto implica a su vez, que se debe asumir el compromiso de vivir de forma distinta, la vida que se tenía antes. Tener fe, creer en Jesús significa asumir esa nueva manera de vivir. Por todo ello, los cristianos están destinados a la gloria, porque la gloria está en la vida de Cristo, que se manifestará plenamente en la venida del Señor (cf. Rm 6,2-11; Gal 2,20; Col 2,12).

 

Lectura del Evangelio según san Juan 20,1-9

 

Hoy celebramos la gran fiesta cristiana, la mayor de todas. El acontecimiento central de nuestra fe, que Cristo luego de su crucifixión, muerte y sepultura resucito al tercer día. San Juan al igual que los evangelios sinópticos narra la historia de María Magdalena que va al sepulcro de madrugada. Ninguno de los evangelios (Mt. 28:1; Mc. 16:2; Lc. 24:1) se refiere a este momento como el tercer día después de la crucifixión de nuestro Señor Jesucristo, sino más bien como el primer día de la semana, el día domingo (mia ton sabbaton). Esto es muy importante ya que en el contexto Pascual sugiere que ha comenzado un tiempo nuevo para el mundo, una nueva creación.

Juan nos dice que es muy temprano,está todavía oscuro (prwi skotias). El Evangelio de Juan utiliza la palabra “oscuro” y “oscuridad” en distintas ocasiones y generalmente lo hace para hablar de la ausencia de Jesús (1,5; 6,17; 8,12; 12,35. 46). Es en este sentido que en el primer versículo, san Juan usa la palabra “oscuro” quizá para reflejar el no entendimiento de María ante sepulcro vació, oscuridad que caracteriza también el estado de los discípulos cuando están sin Jesús (1,5; 8,12; 12,35).

Los sinópticos, Mateo 27:56 y Marcos 15:40 dicen que María está acompañada de otras mujeres como Salomé y María, la madre de Jacobo, pero Juan menciona solo a María, ahora el hecho que se mencione “no sabemos” (oidamen) en el v. 2, sugiere que pudo haber estado acompañada por otras mujeres. Por otro lado El evangelio no nos dice el propósito de la visita de María a la tumba de Jesús, como lo hace Marcos 16:1 quien nos informa que las mujeres “compraron perfumes aromáticas, para venir a embalsamarle”. María parece ser que no tiene esa intención, ya que José y Nicodemo lo habían envuelto en lienzos según la costumbre judía (Jn19, 40).

A su llegada ve que la roca que sellaba la entrada había sido “quitada” (v. 1). El verbo “quitar” (hrmenon) es el mismo que utiliza Jesús en Jn11,39 ante el sepulcro de Lázaro. Los sinópticos utilizan la expresión “fue removida”; Mateo señala que un ángel la removió (Mt. 28:2), ymás adelante en Mt 28, 6el ángel les dice a las mujeres que Jesús ha resucitado. En san Marcos cap. 16, el mensajero es un joven vestido de blanco, que les dice no está aquí ha resucitado. En el evangelio de sanLucas cap. 24,2-3 las mujeres entran a la tumba, pero no encuentran el cuerpo. En el relato de san Juan no se habla de un mensajero ni de que María entró a la tumba, solo observa que la piedra ha sido quitada.La primera reacción que causa en María es la deducción que el cuerpo del Señor ha sido robado, es decir, sigue una lógica muy humana, ve abierto el sepulcro y llega a la conclusión de que se han llevado el cuerpo de Jesús, Ella no logra interpretar aún, que el sepulcro vació es el signo de triunfo de Jesús sobre la muerte. Fruto de esta impresión ella corre a avisar a los discípulos, a Pedro y al discípulo amigo, al llegar con ellos no les menciona que la piedra ha sido quitada ni que el cuerpo ha desaparecido, sino que: “se han llevado al Señor del sepulcro, y no sabemos dónde lo han puesto” (v.2)

Ante el anuncio de María los dos discípulos salen corriendo del recinto en el que estaban. En la carrera emprendida por estos dos discípulos como un signo de afecto al Señor, el discípulo amigodeja atrás a Pedro y llega primero a la tumba y ve que los lienzos están colocados allí, pero no entra. El verbo ver (blepei) denota que el discípulo amigo ve en la disposición de los lienzos un signo. Al contrario, Pedro que ingresa al sepulcro y observa (qewrei), no logra captar la dimensión simbólica de este gesto. Quizá por la disposición del lienzo y del sudario solo llega a deducir que el cuerpo de Jesús no ha sido robado.

Los lienzos que habían envuelto a Jesús no estaban colocados de una manera desordenada, sino que conservaban de alguna forma la envoltura  sin el volumen, así parece indicar el término “colocados allí”, el sudario que había envuelto la cabeza, no estaba con los lienzos sino aparte en un lugar y enrollado.

El relato nos indica que a diferencia de María y de Pedro, la reacción del discípulo amigo es de fe, ya que entrando al sepulcro vio y creyó. Pero ¿qué es lo que llego a creer este discípulo?, una primera impresión es, que Jesús ha sido levantado de entre los muertos, pero Juan no hace referencia a esto, porque más adelante en el v.9 dice: “todavía no habían entendido que, según la escritura, Él debía resucitar de entre los muertos”. Parece ser que los lienzos colocados de esa forma tan sorprendente en el sepulcro, le ayuda a ver más que Pedro y María, y llega a creer sin haber visto aun al resucitado (20,29). Sin embargo este creer no se lo debe entender como algo ya definido, sino más bien como un proceso, “empezó a creer” como lo refiere el verbo creyó (episteusen). En todo caso el sepulcro vacío significa para ellos, el inicio de una meditación que los va a conducir a la fe en Cristo resucitado.

 

DOMINGO 23 DURANTE EL AÑO - 10 DE SEPTIEMBRE 2017 - Nº 2365 - CICLO A

 

              

 

Día del Señor 27.08.2017.EL AMOR: BASE DE LA CORRECCIÓN CRISTIANA

 Damos  un  salto  en  la  lectura  del  Evangelio  de  san  Mateo  y  pasamos  a  leer,    entre  hoy    el  próximo  domingo,  dos  partes importantes de las instrucciones sobre la vida de las primeras comunidades que recoge el capítulo 18.

 

La corrección fraterna

Nos  cuesta  ser  responsables  de  los  demás.  En  general preferimos dejarlos en paz” y ocuparnos de lo nuestro. Es la postura  típica,  más  o  menos  disfrazada  con  argumentos  de  libertad y respeto a la persona. Fue la postura de Caín: ¿soy yo  acaso  el  guardián  de  mi  hermanos?”

Sin  embargo,  al  profeta  Ezequiel  (primera lectura)  Dios  le  urge  para  que  no  calle, porque callando se hará responsable de la ruina de su pueblo.

Fraternidad responsable

Jesús  concreta  esta  obligación de  un hermano  para  con  su hermano,  de  un integrante de la comunidad para con otro.

Leer más...

DOMINGO 21 DURANTE EL AÑO - 27 DE AGOSTO 2017 - Nº 2363-CICLO A

Día del Señor 25.08.2017 “TÚ ERES EL MESÍAS, EL HIJO DE DIOS VIVO” (Mt 16,13-20) Inicio del mes dedicado a la Sagrada Escritura. Lema: “Tu Palabra es Luz en mi camino” Día del Señor 27.08.2017. “TÚ ERES EL MESÍAS, EL HIJO DE DIOS VIVO” (Mt 16,13-20) Iniciamos hoy el mes dedicado a la Biblia, tiempo oportuno para intensificar nuestro diálogo con Dios. La Biblia contiene la Palabra, Palabra que da vida, que interpela y fortalece nuestra vocación de Discípulos – Misioneros. El Mensaje de la Palabra de Dios, que vamos a proclamar y meditar, destaca lo que sigue: Mi servidor.

Leer más...

DOMINGO 22 DURANTE EL AÑO - 3 DE SEPTIEMBRE 2017 - Nº 2364 - CICLO A

 

Día del Señor 31.08.2017.ENTRAR LIBREMENTE EN EL  PROYECTO DE DIOS

La Palabra de Dios en este domingo nos advierte sobre esta tentación, de buscar un seguimiento cómodo de Cristo, ajustándonos al pensamiento del mundo actual: buscar la gloria, la popularidad, la fama por cualesquiera medios.

En  la  primera  lectura  contemplamos  el  llamado  de  Dios  al  joven  profeta Jeremías. En un momento difícil, la voz de Dios  le quema las entrañas para  que anuncie con palabras claras su mensaje al pueblo de Israel.

Leer más...

DOMINGO 20 DURANTE EL AÑO - 20 DE AGOSTO 2017 - Nº 2362-CICLO A

cruzDía del Señor 18.08.2017. JESÚS TRAE LA SALVACIÓN A TODA LA HUMANIDAD

La primera lectura (Is 56, 1.6-7)  es un texto escrito después del retorno del exilio del pueblo de Dios. El mensaje inicia con la fórmula: “Así dice el Señor” invitando a vivir según sus designios, es  decir,  observando  el  derecho  y practicando la justicia.

El  profeta  recuerda  que  la  salvación está  muy  unida  a  una  actitud  de apertura hacia los otros, y no depende sólo  de  la  pertenencia  a  una  nación.

Leer más...

Santa Sede

V Congreso Americano Misionero

Iglesia Viva

Visitantes

884848
HoyHoy758
AyerAyer793
Esta semanaEsta semana4626
Este mesEste mes17892
TodosTodos884848